Wednesday

Todo o nada



Para el que sabe

Sé que no vendrás,
sé también que dijiste no extrañarme,
sé también que probablemente no piensas en mí.
Sé que de insegura pensé mal
y que ante el menor indicio de sufrir
opté por la retirada. 
Debe ser que no te conozco
y te conozco,
y esa ambivalencia juega malas pasadas.
Solo quiero decirte que lo lamento. 
Que cada vez que entro en la cocina
veo las mermeladas que te había comprado. 
Voy al salón y veo las velas que pensé encender cuando vinieras,
metáfora de mi sonrisa iluminada en tu presencia.
Entro en el dormitorio y veo los aceites
con los que imaginé conquistar tu piel.
Y peor que todo eso 
es saber que no vendrás, 
pero necesitaba decirte 
que me hubiese encantado mirarte a los ojos
y besar tu alma. 



No comments: