Tuesday

Monólogo de mariposa



Me huyes de ti
con esa tensa espera
y el silencio que nace de la indiferencia.
No llegué a tu alma
ni a tu supuesto cuerpo de hombre alfa
rumiando poder.
No llegué a entender
tu forma científica,
ni esa manera de tratarme
cada vez que quise adentrarme en ti.
No llegué a ser la mujer que querías,
porque cada vez que lo intenté
tus treinta segundos
me dejaron en lágrimas.

Ya no sabrás de mi alma:
las mariposas también se cansan.

3 comments:

Alberto Ginez said...

Me encanto!

Paulina Lorca Koch said...

Gracias Alberto!

Joan Luque said...

Si cambias el genero, es tambien mi historia. Gracias