Tuesday

El útero histérico



A mis amigas Patri y Jess


Se duele de mí
por las llagas de mis labios
y la oscuridad de estos ojos que te nombran.
Se ríe de mí
por las palabras vanas con que adorné tu rostro
y la ingenuidad de mis mariposas en tu mano.
Se llora de sí
-de ti y de mí- 
por saberse dueña de un espacio abandonado.

Saudade



No quiero tus besos
ni tus palabras de poeta errante
ni tus abrazos de ese amor oscuro
ni tus poemas de sufí elevado
ni nada que sea el precipicio de mis labios.
No quiero tus ojos buscándome entre libros
ni tus manos de gigante que me agotan
ni tu ironía con la que me nombras.
No quiero saber nada de tu voz entre mi pecho
ni del cansancio de tu sombra eclipsada.
No quiero más de esa belleza enamorada
si no es para tenerte.