Thursday

Beatriz se cansó de la incertidumbre de Dante


En esta hora de la derrota

en que hay de todo menos presencia, descubro:

no sé compartir el amor.

No he logrado vencer tus fantasmas,

desanudar su nombre -Hada Infiel del Bosque-

del lecho en que me llamas,

ni menos ser un soplo de verdadera esperanza.


Del paraíso cotidiano desterrada

para no sentir tanta palabra vaga

y ese silencio que de tus dudas, mana.