Tuesday

De tanta grieta



A veces duele la alegría.
Y sin embargo, te busco

con las manos rotas
el alma asustada
y los ojos cansados
pero anhelando volver a creer.

Te busco

pese a las noches solitarias

las flores que nunca llegaron

y las palabras que nadie pronunció.
Te busco,

por esa alegría que vas anidando en mí.
Y qué más dan las grietas, el silencio, los sueños rotos,
si son un símbolo de que viví.
A veces la alegría duele,
porque queremos que nunca más deje de existir.

1 comment:

www.ladyescribe.blogspot.com said...

es hemoso... magico!!!