Wednesday

Cuerpo y niña


y de pronto se oyen esos sonidos de amor que te buscaban
como el loco huyendo de la locura, anhelándola
inherente
siempre en sí-
te buscaba
pero mis manos rotas por la lluvia jamás podrán asirte
porque no llevo ese vestido que a ti te gusta
y tengo sólo este cuerpo de niña errante que te nombra